Inseminación casera: ¿por qué no te la puedes jugar?
Blog sobre como poder quedarse embarazada
fecundación, in vitro, embarazo, tener hijos
17048
single,single-post,postid-17048,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Por qué no te la puedes jugar con una «inseminación casera»?

inseminación casera

¿Por qué no te la puedes jugar con una «inseminación casera»?

Hace tiempo vino a mi consulta una paciente pidiéndome información sobre la inseminación con semen de donante, pero cuando supo que la donación solo puede ser anónima, me dijo que había visto en Internet algunas webs en las que puedes escoger un donante «a la carta”, y te envían a domicilio el semen con un kit, para que te puedas hacer una «inseminación casera” tú misma. Casi me infarto.

Me tiré una hora intentando explicarle los riesgos de las llamadas “inseminaciones caseras» y al final, me contestó: “vale doctora, lo entiendo, pero me lo tengo que pensar”.

Entiendo que recurrir al semen de un donante anónimo sea una decisión que no se puede tomar con ligereza, pero todavía es mucho más importante que las pacientes comprendan los riesgos que conlleva realizar un tratamiento de fertilización “doméstico”, por su propia cuenta y  sin supervisión médica alguna.

Ahí va la explicación que le di a la paciente.

Desde hace unos años se venden (por internet y en algunas farmacias) kits para hacerse una inseminación en casa. Estos kits pueden variar, pero la mayoría consisten en unos guantes, un bote estéril para la recogida del semen, y una jeringa con una cánula.

Los kits para la inseminación casera llevan guantes, canulas y un bote para el semen.

Los kits para la inseminación casera llevan guantes, cánulas y un bote para el semen.

 

El donante recoge el semen en el pote, y la mujer se lo introduce en la vagina a través de la cánula.

Y aquí ya tenemos el primer fallo:

  • En las clínicas de Reproducción Asistida estos kits no se emplean porque el semen, antes de ser inyectado en el útero, se tiene que “capacitar” en laboratorio. La capacitación espermática es un fenómeno natural que ocurre en el aparato reproductor femenino. Los espermatozoides experimentan unos cambios moleculares que les permiten adquirir la capacidad de fecundar el óvulo. Por eso, cuando hacemos una inseminación artificial, la bióloga trata el semen imitando el proceso natural, para que los espermatozoides adquieran las mismas capacidades fecundantes.  Si no hay un biólogo que capacite el semen, las posibilidades de embarazo disminuyen mucho. Además, en la inseminación artificial realizada en la clínica, el médico introduce el semen hasta el fondo del útero, mientras que en la inseminación casera se deja en la vagina, lo que hace que haya muchas menos posibilidades de que llegue al óvulo.

Seguimos.

Para obtener el semen del donante hay dos vías:

  • hay laboratorios fuera de España (en países donde el anonimato no es obligado por ley) que envían el esperma congelado a casa de la mujer, y…
  • hay webs de hombres que ofrecen su esperma

En el primer caso hay un poco más de garantías, ya que estos laboratorios deben seguir las normas de esterilidad y calidad pautadas por la Unión Europea. Sin embargo, los requisitos en España son bastante más estrictos y esto, por ejemplo, reduce la posibilidad de transmisión de enfermedades genéticas.

En el caso de las webs que ofrecen varones dispuestos a donar su semen por una remuneración, no hay ningún control, ni siquiera de que el semen que nos llegue a casa sea del «semental» de la foto…

La ley española sobre la Reproducción Asistida es muy estricta en exigir controles rigurosos a los donantes. Se verifica su historia familiar (para descartar que sean portadores de enfermedades genéticas), se valora su estado de salud general, se descarta que estén afectados por hepatitis, SIDA, sífilis, y  sobre todo, se analiza cuidadosamente la calidad del semen.

La inseminación hecha con un donante que no ha pasado por todos estos filtros no da ninguna garantía. Ni para la futura salud del bebé, ni para la salud de la madre, que podría infectarse con una enfermedad de transmisión sexual

En una inseminación casera existe el riesgo de contagiarse con el VIH, el virus del SIDA.

En una inseminación casera existe el riesgo de contagiarse con el VIH, el virus del SIDA.

En mi consulta la mayoría de las pacientes me dicen que están muy contentas de no saber nada del donante, pero, de vez en cuando, alguna no se siente cómoda y quiere ponerle cara al padre de su futuro hijo. Humanamente yo las entiendo. Pero la ley existe para proteger a los ciudadanos y darles ciertas garantías. Legales y de salud. Si se obra fuera de la ley, estas garantías se pierden con todas sus consecuencias en términos de mayor riesgo de difusión de enfermedades de transmisión sexual, enfermedades hereditarias, y ausencia de protección legal del menor.

Me explico: si, a pesar de todos los controles del semen, el bebé desarrolla una enfermedad que requiere información sobre su historia familiar, se puede pedir a un juez que suspenda el anonimato, y acceder así  a todos los datos del donante.  En una donación casera, esto puede ser mucho más difícil y el bebé se quedaría totalmente desprotegido.

Por eso, cuando algunas pacientes me dicen: “doctora pero la inseminación casera es más barata”, yo suelo contestarles: “puede que ahora te pueda parecer más barata, pero tu salud y, sobre todo, la de tu futuro hijo, ¿qué precio tienen?

 

 

2 Comentarios
  • Ana Maria
    Escrito en 09:49h, 02 junio Responder

    Hola Doctora. Puede ser la inseminación casera o n un kit de esos de farmacia la solución si mi pareja no puede eyacular más que con la estimulación manual? Gracias

    • Fulvia Mancini
      Escrito en 10:05h, 12 junio Responder

      Hola Ana María, efectivamente puede ser una solución, pero piensa que en un centro de Reproducción Asistida con una inseminación artificial tus ayudar a posibilidades de embarazo mejoran mucho. Un saludo

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar