¿Cómo escoger entre lactancia materna o artificial?
Blog sobre como poder quedarse embarazada
fecundación, in vitro, embarazo, tener hijos
16087
single,single-post,postid-16087,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Lactancia materna o artificial?

lactancia

¿Lactancia materna o artificial?

Cuando mi hija Domitilla nació, yo no pude darle el pecho. Era algo que ya sabía y tenía asumido, así que no tuve que elegir. Tampoco me supo mal porque yo estoy hecha así: si no puedo con algo, simplemente mi cerebro lo descarta, y a por el plan B, sin más. Y he de reconocer que el biberón es muy cómodo. Una semana que me puse enferma, contraté a una canguro que venía solo por las noches y así pude recuperarme sin problemas. También pude volver al gimnasio sin remordimientos, o salir a hacer recados sin agobiarme. En fin, la lactancia artificial me proporcionó una libertad que me permitió disfrutar mucho de mi baja maternal: tuve todo lo bueno y nada de lo malo.

 

Lactancia artificial.

Lactancia artificial.

Por otro lado, mi pediatra me recomendó no calentar el agua, ¡y este consejo ha sido el mejor que me han dado nunca! Si das el pecho puedes darle de comer en cualquier sitio (o al menos así debería ser…). Pero si vas ahí con la botella de agua, calentarla puede transformarse en una pesadilla. Sin embargo, al haber acostumbrado a Domitilla desde el principio a la leche hecha con agua del tiempo, nunca tuve problemas.

Dar de comer a un bebé es algo muy tierno y muy intimo. Aún me acuerdo cuando la tenía en mis brazos y la miraba: ¡era tan pequeña! Al nacer pesaba poco más de dos kilos, ¡y tenía un hambre tremenda! Nunca me sentí menos madre por no haberle dado el pecho, y procuraba no ponerme colonias y que tuviese contacto con mi piel para que no echara en falta el contacto físico conmigo.

Otra ventaja que me proporcionó la lactancia artificial fue que, como mi hija nació con un peso muy bajo, dándole el biberón sabía exactamente cuánto comía y esto me permitió controlar su crecimiento. Gracias al bibi no tuve problemas de grietas en los pezones, ni de luchas para que mamara bien. Además compré unos biberones con sistema anti reflujo de aire que le redujeron bastante los cólicos.

Y estas son las ventajas de la lactancia artificial; que, siendo honestos, son todas ventajas para la madre. Porque, según todos los expertos, lo que les va realmente bien a los recién nacidos es la lactancia materna, ya que proporciona todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del bebé tanto físico como cognitivo.

Lactancia materna. (Foto Pixabay)

Lactancia materna. (Foto Pixabay)

Además, la leche materna, que lleva anticuerpos, protege a los bebés de las infecciones gastrointestinales y pulmonares, ya que los niños durante los primeros meses de vida no tienen defensas propias. Y a ti te protege del cáncer de mama y de ovario.

Otra ventaja enorme es que es muy práctico: puedes darle el pecho en cualquier momento y situación, ¡nunca te quedarás sin leche en polvo un domingo con el bebé gritando hambriento y tú buscando desesperadamente en internet una farmacia abierta!! Y no hablemos del coste… ¡la leche artificial es carísima!

La OMS recomienda la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé. A partir del sexto mes, se tiene que introducir la alimentación complementaria, ya que la leche materna no es suficiente para cubrir las necesidades metabólicas del lactante, pero se recomienda seguir amamantando hasta los 24 meses. Tu pediatra te indicará que alimentos introducir y con qué ritmo.

Si decides dar el pecho, te recomiendo la web e-lactancia: es un sitio donde te dan mucha información práctica sobre la lactancia. Especialmente, los fármacos que está permitido tomar sin riesgo para el bebé y los que no ¡aunque te recomiendo que no tomes nunca nada sin haberlo contrastado antes con tu pediatra!

Para acabar, informaros a todas, las que vais a amamantar y las que no, de que la web de la Asociación Española de Pediatría os puede resultar muy útil. En ella proporcionan muchos consejos (instrucciones para viajar con niños, las vacunas, la lactancia, etc.) y tienen un foro para resolver vuestras dudas.

En resumen: la mejor opción para el bebé es la lactancia natural. Pero, si no puedes o no quieres darle el pecho, hoy en día hay soluciones de lactancia artificial que te permitirán cubrir las necesidades de tu bebé y disfrutar también de la experiencia de poder alimentarlo en tu seno

 

2 Comentarios
  • Mamás 10
    Escrito en 20:07h, 04 febrero Responder

    Aún siendo la lactancia artificial una opción elegida por muchas mamás, la leche materna está considera como el alimento más completo para un bebé, tanto por las cualidades nutricionales que posee, como por los beneficios que aporta a la salud del recién nacido.

    • Fulvia Mancini
      Escrito en 09:55h, 13 febrero Responder

      Estoy de acuerdo, nadie lo discute, pero existen las dos opciones y hay que poder hablar del tema y dejar que las mujeres escojan sin sentirse culpabilizadas sea cual sea su elección.

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar