Histeroscopia: ¿qué es y por qué me la tengo que hacer?
Blog sobre como poder quedarse embarazada
fecundación, in vitro, embarazo, tener hijos
16920
single,single-post,postid-16920,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Por qué tengo que hacerme una histeroscopia?

histeroscopia

¿Por qué tengo que hacerme una histeroscopia?

Hace unos meses vino a verme una pareja que llevaba muchos años buscando embarazo. Habían hecho muchos tratamientos y nada más entrar en mi consulta me dijeron que este iba a ser el último. Estaban muy desanimados. Tras mirar todas las pruebas que me trajeron le pregunté a ella: ¿te hicieron una histeroscopia? «No sé de que me hablas», fue su respuesta. Una respuesta que, tal vez, podía explicar muchas cosas…

¿En qué consiste la histeroscopia?

Es una prueba diagnóstica que se debe hacer antes de iniciar cualquier tratamiento de reproducción asistida, que consiste en visualizar las paredes internas del útero para detectar posibles lesiones que puedan impedir la implantación embrionaria. Para ello,  entramos en el útero a través del canal cervical  con un tubito de fibra óptica, que lleva en el extremo una  diminuta cámara.

 

La histeroscopia es una prueba diagnóstica muy importante para el éxito del tratamiento

La histeroscopia es una prueba diagnóstica muy importante para el éxito del tratamiento.

 

La importancia de la histeroscopia radica en que es la única prueba que nos permite una visión directa de la cavidad uterina. Hay determinadas lesiones, como un pólipo o un mioma, que pueden provocar un fallo de implantación de los embriones, pero pueden detectarse con una simple ecografía. La cuestión es que hay otras, como, por ejemplo, la endometritis, igual o mucho más graves, y que pasarían totalmente desapercibidas si no hiciéramos una histeroscopia.

Me explico.

La endometritis (¡que no tiene nada que ver con la endometriosis!) es una inflamación del endometrio; es decir, de la capa interna del útero, y desgraciadamente no se manifiesta con ningún síntoma. Nada de picor, escozor, pérdidas raras, malos olores, nada de nada… y lo peor de todo es que puede pasar totalmente desapercibida durante años aunque te hagas todas las revisiones ginecológicas habituales. Suele ser más frecuente en pacientes que han tenido intervenciones (por ejemplo, si has tenido un aborto y te han hecho un legrado). Pero también se encuentra en mujeres que no tienen ningún factor de riesgo.

pexels-photo

La histeroscopia no precisa anestesia, se puede hacer de forma ambulatoria.

 

Otro problema de la endometritis es que la única manera de poderla diagnosticar es con una histeroscopia, ya que siendo una inflamación, no se visualiza ecográficamente. La buena noticia es que en el 90% de los casos se puede tratar, simplemente, con un antibiótico (la doxiciclina) tomado durante una semana.

Cuando mi paciente volvió con la histeroscopia hecha, vi que tenía una endometritis que debía estar allí desde hacía muchos años. Con siete días de pastillitas la curé, hicimos una Fecundación In Vitro, y se quedó embarazada. Y ella diciéndome: «doctora, así de fácil?» Pues sí, a veces lo es…

La histeroscopia es una prueba algo molesta pero muy importante. Es recomendable que antes de hacerla te tomes un antibiótico, que te lo prescribirá tu especialista, y sobre todo, que vayas acompañada. También te recomiendo que no vayas directamente al trabajo tras hacértela, si no que procures descansar por lo menos un par de horas.

Yo me hice una, y no me gustó mucho… pero nada que un paracetamol no pudiera solucionar. Y si sirve para asegurarnos de que tu útero esté bien, y que el tratamiento pueda funcionar, pues, ¡a por ello!

En resumen: la histeroscopia es una prueba que nos permite visualizar de manera directa la cavidad uterina, y diagnosticar patologías, como la endometritis, que pueden ser perjudiciales para la implantación embrionaria impidiendo, así, el éxito de cualquier tratamiento de reproducción asistida

 

 

 

 

 

No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar