Betaespera: consejos para sobrevivir a quince días muy largos
Blog sobre como poder quedarse embarazada
fecundación, in vitro, embarazo, tener hijos
15801
single,single-post,postid-15801,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

La Betaespera, 10 consejos para sobrevivir a los quince días más largos de tu vida

betaespera

La Betaespera, 10 consejos para sobrevivir a los quince días más largos de tu vida

La Betaespera es como se denomina a los días que transcurren entre la inseminación o la transferencia embrionaria y el resultado de la prueba de embarazo (denominado beta HCG). Todas las mujeres que se someten a una Técnica de Reproducción Asistida coinciden en que se trata de la peor fase del tratamiento

¡Y yo estoy de acuerdo con ellas al 100 por 100!

Como yo misma lo he vivido, los consejos que te voy a dar son una mezcla de recomendaciones médicas y personales. La primera vez me porté muy mal e hice todo lo que les digo a las pacientes que no hagan. No obtuve resultados positivos. Así que a la segunda decidí portarme bien. Y estas son las conclusiones:

  • Nada de baños. Si te han recetado los óvulos de progesterona por vía vaginal, durante todo el tratamiento no puedes hacer baños (nada de piscina, playa, bañera… Sí, en verano es un horror). Evidentemente, puedes ducharte, y si vas a la playa, tienes permiso para andar por el agua, pero sin sumergirte. La prohibición es porque si te metes en el agua, el óvulo se puede disolver y pierde su efecto.
  • Nada de sexo. Bueno, esto me ha salido algo tajante… Matiz: nada de sexo con penetración vaginal. Pero todo lo demás está permitido. ¿La razón? La misma del baño: todo lo que entre en la vagina puede provocar la salida, o una mal absorción de los óvulos de progesterona.
  • Nada de deportes de impacto: saltar, correr, levantar pesas… Pero SÍ que te puedes mover, hacer ejercicio ligero. De hecho, tienes que moverte porque estás hormonada y esto aumenta ligeramente el riesgo de tromboembolismo. Así que una media hora por la mañana y otra por la tarde de ejercicio suave te irán muy bien. Puedes andar, pedalear (es más recomendable la bici estática que la de calle, por lo baches en la carretera y la posibilidad de una caída), hacer elíptica, Pilates, yoga… Además, este ejercicio te ayudará a despejar la mente y reducir el estrés de la betaespera.
    (Foto Pixabay)

    (Foto Pixabay)

  • Nada de reposo en cama. A mí, personalmente, me desquiciaría estar quince días sin moverme. Pero independientemente de mis consideraciones personales, el reposo absoluto en cama es contraproducente por lo que acabamos de decir sobre el riesgo trombótico. Mejor moverse, sin hacer grandes esfuerzos, y así mantener la circulación activa.
  • No puedes tomar ninguna medicación sin consultarlo antes con tu médico. La única medicación que puedes tomarte sin problemas es el paracetamol.
  • No deberías tomar alcohol. Es decir, una copita de vino o una cervecita el sábado, vale. Pero nada más: ninguno de los licores de más graduación: ginebra, whisky, vodka… Esto no es tanto de cara a un futuro embarazo, sino que es más bien para no cargar el hígado, que ya está metabolizando todos los fármacos que has estado tomando.
  • Y ahora las cosas que puedes hacer: comer. Todo los alimentos que te apetezcan (con moderación, claro, tampoco te conviene el sobrepeso). En esta fase no hay que estar atenta a la carne cruda, al pescado y a todas las otras cosas que se prohíben a las embarazadas.
  • Puedes trabajar. En principio, no hace falta coger la baja laboral. Pero todo depende del trabajo de cada paciente. Si es de oficina, puedes ir (lo mismo del punto 4: yo tenía que ir al trabajo, si no, me volvía loca). Pero, si el trabajo requiere un gran esfuerzo físico, o has de estar muchas horas de pie, como, por ejemplo, en el caso de peluqueras, dependientas, policías, etc., sin duda alguna es mejor pedir la baja. En estos casos, lo que hago es preparar un certificado para el médico de familia y él os da la baja, sin tener que especificar la causa. Lo cual es muy importante porque no todas queremos que nuestro empleador se entere de nuestra vida personal, ¿no?
  • Te recomiendo tomar mucho té verde. Es antioxidante, depurativo y drenante: ayuda a reducir la retención de líquidos provocada por las hormonas. A mí no me gustaba nada hasta que descubrí los tés de Capsoul. Son de muchos sabores diferentes (piña y naranja, coco, cereza, etc.) y en verano les añado un poco de limón y los dejo en la nevera. ¡Buenísimos!
  • Y este último consejo es el más valioso: ¡nada de comerse el coco! Nada de deprimirse: sal con tu pareja, con tus amigas, vete al cine, ¡distráete!

 

Consejos para que la betaespera no sea demasiado larga.

Consejos para que la betaespera no sea demasiado larga.

En resumen, durante la Betaespera: nada de sumergirse en el agua, nada de relaciones sexuales (con penetración vaginal), nada de deportes de impacto. Pero SÍ al ejercicio más suave, a una vida activa y, en definitiva, normal.

Y recuerda: ¡que estos quince días se hagan eternos, o no, solo depende de ti!

No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar